¿Quién es el Arcángel Zadquiel?

¡Arcángel Zadquiel¡ Su nombre en hebreo significa “Fuego de Dios” o “Justicia Divina”.

También se le conoce como: Tzadquiel, Zadaquiel, Zidikiel, Zedekiel, Sachiel, Zadykiel, Zachariel, Sachiel o Zatquiel.

Uno de los nueve Regentes del Paraíso, y uno de los siete Arcángeles que están en la presencia de Dios, Príncipe del Coro de los Dominios. Zadquiel, se dice, que es el ángel enviado por Dios para detener a Abraham de matar a Isaac. Se le ha identificado como el gobernante del planeta Júpiter (La Esfera Angélica de Júpiter). En el Zohar, Zadkiel es un líder que, junto con Zophiel, ayuda a Miguel en la batalla. En el judaísmo es el ángel de la benevolencia, la misericordia y la memoria.

Las cualidades o virtudes que se le adjudican al Arcángel Zadquiel son: Justicia, Benevolencia, Misericordia, Perdón, Compasión, Transmutación, Liberación, Memoria, Recuerdo, Tradiciones, Magia y Alquimia.

Es el Arcángel que tiene como misión traernos la libertad como uno de los siete Arcángeles de la Divina Presencia y su luz violeta nos trae una energía con vibración mas elevada, manifestando la transmutación, liberándonos de todo aquello negativo. Manifestándose en el ser el perdón, la compasión y la misericordia, llevando al ser a su estado de armonía, alegría equilibrio físico, mental y emocional. Representa la liberación del ser humano en cualquier sentimiento, pensamiento o situación que lo bloquea. Un acción esencial que se debe hacer primero, es perdonar y perdonarnos, esto nos hará vivir alegremente y siendo justos. Trayendo un balance completo al ser.

También el Arcángel Zadquiel junto con el Arcángel Uriel nos trae la abundancia y riquezas aquí en la Tierra. Una forma de sentirnos libres y ser felices es vivir abundantemente. El ser humano a veces esta acondicionada por las condiciones sociales exteriores de que no se puede alcanzar una abundancia y una saludable economía. En ocasiones nosotros mismo somos los que bloqueamos que llegue la abundancia. Y el Arcángel Zadquiel nos ayuda a liberarnos de cualquier idea, pensamiento o emoción que nos limita la fuente ilimitada de abundancia de nuestro Creador.

“Dios nos ha creado para ser felices y vivir abundantemente. Haz esto consciente, hoy y ahora.”

Los recuerdos negativos pueden ser uno de los aspectos más difíciles de superar. Influyen en el modo en que nos relacionamos con otras personas y en lo que pensamos de nosotros mismos. Pero no tienen por qué estar en nuestra mente consciente y ser un estorbo. Tal vez estén bajo la superficie, pero influyen de forma sutil en nuestras relaciones y en cómo nos planteamos los problemas y las metas.

El Arcángel Zadquiel y los ángeles de la alegría puedan ayudarte en ese asunto de los recuerdos. En la tradición judía, se conoce a Zadquiel como el ángel de la benevolencia, la misericordia y los recuerdos. Él y sus ángeles pueden ayudarte a utilizar la llama violeta, esto es, la llama de Dios que vibra a la más alta frecuencia, con el fin de disolver los recuerdos que te impiden desarrollar tu máximo potencial.

Baños de luz de los Arcangeles

La llama violeta aporta a tu alma libertad, alegría y realización al liberarte de tu comportamiento limitativo. Puede ayudarte a superar tu karma y los hábitos que te hacen vulnerable al dolor, al sufrimiento, a accidentes y a todo lo que te hace necesitar la ayuda de los ángeles.

¿Cómo funciona?

En el pasado todos nosotros hemos utilizado mal la energía de Dios al bloquearla mediante pensamientos y sentimientos negativos. Esa energía nos abruma y nos impide conectarnos con nuestra Fuente, con quien verdaderamente somos. En cuanto invocas la llama violeta con los decretos puedes cambiar la energía negativa por positiva. A este proceso se le llama trasmutación

Como ha dicho el Arcángel Zadquiel: «¡Toda esta energía aprisionada debe hallar la libertad por el poder de la llama violeta!». Cada vez que recitas decretos de llama violeta y transmutas energía negativa, quedas liberado para recibir más dones y bendiciones de los ángeles.

La llama violeta también purifica el cuerpo físico del residuo de drogas, pesticidas y otras sustancias químicas que pueden estar perjudicando las funciones de tu cuerpo. Si quieres saber cómo el Arcángel Zadquiel y los ángeles de la alegría pueden llenarte de este sentimiento, prueba con los decretos de llama violeta y las visualizaciones.

Él Arcángel Zadquiel es uno de los siete grandes arcángeles y uno de los llamados “Ángeles de la Presencia” (los ángeles que están en presencia de Dios).

Se cree que Zadquiel es como una especie de guardián del Karma. Debido a esto se cree que él custodia los archivos y registros de las vidas pasadas de las personas, tanto de cada individuo como de cada grupo humano y de cada comunidad. Él intenta resolver las cargas kármicas de las personas a través de su influencia espiritual dirigida a desarrollar y aceptar la ley del Perdón.

En la metafísica, la función primordial de Zadquiel es la de dirigir a los Ángeles violetas y a las Ángeles ceremoniales y la de transmutar la energía a través de la propagación de la llama violeta.

LAS 4 CUALIDADES DEL ARCÁNGEL ZADQUIEL

Una de las cualidades del Arcángel Zadquiel es: libertad, compasión, misericordia, piedad, bondad, transmutación, transformación.

Los dones espirituales que nos puede otorgar son: liberación espiritual, capacidad de perdonar, compasión y misericordia, saneamiento de experiencias y recuerdos dolorosos, alegría, tolerancia y eliminación del pesimismo y el sentimiento de derrota, impotencia y desesperanza.

Su día de la semana es el sábado.

El color que le corresponde, es el color Violeta.

Velas: tonos desde color lila pálido hasta tonos morados y amatista.

Que la luz y el amor guíe tu camino.

Scroll al inicio