Vibración Energética

En estos últimos años se está hablando mucho sobre vibración energética, frecuencia y resonancia. Como es un tema que me apasiona decidí escribir sobre este tema donde te explicare todos estos conceptos y como esto afecta tu Vida.

¿Qué es eso de la vibración energética y la frecuencia?

¿Qué tiene que ver con mi vida?

 Para comprender estos conceptos sin llegar a pensar que estamos hablando de “magia” primero debemos hablar un poquito de Ciencia, ya que mi formación fue primeramente científica, universitaria.

Concretamente de FISICA que es la Ciencia que estudia la materia, su comportamiento y las relaciones que existen entre ésta, la energía, el espacio y el tiempo.

Por definición la materia es todo lo que tiene masa, peso y ocupa un lugar en el espacio. Todo en el universo es materia, desde las lejanas galaxias que podemos observar a través de un telescopio hasta las piedras, todo es materia.

Toda la materia está formada a partir de unas partículas pequeñísimas llamadas ATOMOS los cuales a su vez están constituidos por partículas todavía más pequeñas llamadas PARTICULAS SUBATOMICAS (electrones, protones y neutrones).

Lo interesantes es que todo en el Universo está hecho de MATERIA Y ENERGÍA. La MATERIA está compuesta de átomos y moléculas (que son grupos de átomos) y la ENERGÍA hace que los átomos y las moléculas estén en constante movimiento, girando alrededor de sí mismas, vibrando y creando la VIDA.

Lo que es aún más interesante es que La Física se ha preocupado tanto por estudiar la materia que ha creado una rama llamada FISICA DE PARTICULAS la cual estudia los componentes elementales de la materia (átomos y partículas subatómicas) y las interacciones entre ellos.

Y lo cosa se pone aún mejor ya que si bien nos imaginamos a las partículas subatómicas (electrones, protones y neutrones) como pequeñísimos  puntos existe una famosa teoría llamada “TEORIA DE CUERDAS” cuya idea esencial es que si viésemos una partícula subatómica con un microscopio muy potente nos daríamos cuenta de que en realidad no es un punto, sino un pequeño lazo o cuerda que VIBRA en el espacio-tiempo dicho de otra forma estas cuerdas son “estados vibracionales” y lo que hace “vibrar” a estas cuerdas es la ENERGIA.

Ahora vamos directo a que es eso de “vibrar”, que es la “frecuencia” y la “resonancia”

la energía está en un constante estado de vibración.

Sí, tú también.

Aumentar tu vibración significa elevar el ritmo al que vibra tu energía, que suele depender de tu estado físico, mental y emocional.

Puedes cambiar tu vibración energética con solo cambiar tus emociones, pensamientos o acciones.

Hay muchas formas de elevar tu vibración.

Alta o baja vibración


Cuanto más alta sea la vibración y su frecuencia, más etérea se vuelve.

 Las intenciones con vibraciones altas, como el amor, la compasión y la esperanza pueden influir en la materia física, las intenciones con vibraciones bajas como el miedo, el odio y la ira también lo hacen.

Las frecuencias vibracionales altas crean ondas de luz y trascienden la materia física.

Por otro lado, las vibraciones bajas son pesadas y están relacionadas con la materia densa.

Nikola Tesla decia

 Si quieres encontrar los secretos del universo, piensa en términos de energía, frecuencia y vibración.

Lo que llamamos materia no son más que movimientos vibratorios.  Todo en el universo tiene una vibración molecular, nada está en reposo, todo se mueve, vibra y circula en distintas “frecuencias” que se comunican entre sí.

Tu VIBRAS pues estás formado por átomos y moléculas que responden a la ENERGIA.

Lo fascinante es que no solo vibras a un nivel físico pues no solo eres un cuerpo físico eres un SER compuesto por diferentes dimensiones o cuerpos el Físico, el Energético, el Emocional, el Mental y el Espiritual.

Cada uno de tus cuerpos tiene una función específica y aunque esto aún no ha sido comprobado del todo por la ciencia es importante conocerlo pues te ayudará a ser Consciente.

Ser Consciente significa sencillamente: DARTE CUENTA. 

Un ser Consciente es aquel que siente, piensa y actúa con pleno conocimiento de lo que hace y de lo que ES; así que quiero hablarte de cada uno de tus cuerpos para que puedas “darte cuenta” a que “frecuencia” estás “vibrando” y como esto afecta tu Vida.

Los 7 cuerpos del campo electromagnético. Hay una distancia de aprox. 3 a 4 cm entre cada cuerpo:

Cuerpo físico: es nuestra piel, nuestro sentir. Nuestro funcionamiento físico, nuestra sensación física. que nos sirve de “vehículo” para actuar y experimentar la vida material.

Cuerpo emocional: es el cuerpo que condensa o siente todas nuestras emociones personales.

Cuerpo mental: es el cuerpo que condensa o siente todos nuestros pensamientos.

Cuerpo astral: es el cuerpo que puede viajar a través de nuestro sueño, es aquel donde también se condensan los parásitos astrales por nuestros pensamientos o pensamientos enviados. Emociones yo-tu.

Cuerpo etéreo o patrón etéreo: es el cuerpo que presiente antes de que llegue al cuerpo físico la mala vibra, mala onda. Avisa de enfermedades y síntomas. Voluntad más allá.

Cuerpo celestial: está en comunicación con nuestra personalidad y con nuestra espiritualidad. Sentimientos más elevados.

Cuerpo causal: es el cuerpo que está en comunicación con Dios. Conceptos más elevados.

Los cuerpos SUPERIORES controlan a los cuerpos INFERIORES por lo tanto tu mente controla y modifica tus emociones y tus emociones controlan y modifican tu cuerpo físico por ello es que al conectar con el Alma podemos controlar y modificar todos los cuerpos inferiores.

La importancia de tu Frecuencia

Como he dicho antes las frecuencias se miden en hercios o Hertz (Hz), un Hercio es una unidad física usada para medir la frecuencia de ondas y vibraciones y equivale a un ciclo por segundo, un Megahercio (MHz) es igual a un millón de hercios.

Entre más alta es la frecuencia más rápido vibra la onda creando vida, pero cuando la frecuencia es baja la vibración es más lenta.

Esto tampoco es magia pues lo podemos comprobar con situaciones tan sencillas como la frecuencia cardiaca que es el número de veces por minuto que nuestro corazón late.

 La frecuencia cardiaca se expresa clínicamente en latidos o batidos por minuto (BPM) pero también se puede medir en Hertz solo que los Hertz son la cantidad de ciclos o eventos (en estos casos el evento sería un latido) que ocurren en un segundo en vez de en un minuto.

Así pues, todos nuestros órganos tienen una frecuencia y esto ha sido comprobada pues en 1992 el Biólogo Bruce Tainio llevo a cabo el estudio de la frecuencia vibratoria del cuerpo humano y concluyó que un cuerpo sano tiene una frecuencia durante el día de 62 a 72 MHz y que cuando se reduce la frecuencia vibratoria de una persona, el sistema inmunológico se ve comprometido.

Si la frecuencia se reduce a 58 MHz, aparecen los síntomas del resfriado o la gripe, en una frecuencia de 55 MHz empiezan las infecciones virales, a 42 MHz sobreviene el cáncer y a los 20 MHz se inicia la muerte.

Así mismo cada enfermedad tiene una frecuencia y ciertas frecuencias evitan el desarrollo de la enfermedad y aniquilan virus y bacterias

Ahora bien, nuestra frecuencia vibratoria no solo depende de nuestro cuerpo físico sino también de nuestros “otros cuerpos”

No solo vibras a un nivel físico, ya que no solo eres un cuerpo físico, sino que eres un SER compuesto por diferentes dimensiones o cuerpos.

 No sólo aplica a las cosas que vemos, tocamos y oímos sino también a nuestros pensamientos, emociones y actos. Nuestros pensamientos son producto de nuestra percepción, de nuestra forma de ver las cosas, y las emociones son la reacción a nuestros pensamientos. Cada emoción tiene una diferente frecuencia vibratoria y cada emoción nos predispone de un modo diferente a la acción.

Creamos nuestra realidad con nuestros pensamientos y nuestros sentimientos y por ello es indispensable que cuidemos de los mismos.

Nuestra vibración total equivale a la suma de las distintas frecuencias en nuestro campo energético, y a medida que vamos liberando emociones, creencias y patrones ancestrales de bajo rango, nuestra vibración total aumenta.

Ahora la pregunta clave es: ¿En qué frecuencia estás?

Para saber en qué frecuencia estás puedes preguntarte simplemente:

  • “¿Como me siento?”
  • Observa las distintas áreas (pareja, dinero, trabajo, ocio, salud, etcétera) y haz un recorrido para ver en qué frecuencia vibratoria se encuentra cada una y qué emociones están asociadas a ellas. 

Los niveles de vibración, así como las EMOCIONES, no son ni mejores ni peores, no es un mapa de opuestos (bueno vs malo) y no es una jerarquía de valor o mérito, de éxito o de logro, sino más bien es un indicador de cómo estás vibrando en tu vida.

La relación mente, emociones y cuerpo está científicamente comprobada por muchos estudios así que decir que “Tus pensamientos se convierten en tu realidad” no es un cliché de la nueva era sino una certeza científica.

Todo pensamiento, intención, sentimiento, deseo o acto

 ¡Vibra! así que debemos darnos cuenta de ello y aprovechar nuestro libre albedrío para ELEGIR como queremos vibrar y en consecuencia como queremos vivir.

Scroll al inicio